Tu Ayuntamiento Servicios Municipales Gestiones y Trámites Tu Municipio

Finalizan las obras de remodelación de la calle Mirasierra, con una inversión de 180.000 euros

jueves, 3 de enero de 2019
finmirasierra1

A finales de septiembre comenzó la remodelación integral de la calle Mirasierra, en el casco antiguo del municipio. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Paracuellos de Jarama adjudicó a la empresa Construcciones Ruesma las obras, que han supuesto una inversión de 180.000 euros.

Los trabajos se han centrado en la reforma de las aceras y la modernización del  alumbrado público. Las obras pretendían reordenar el viario, ensanchando las aceras y suprimiendo las barreras arquitectónicas, para mejorar la accesibilidad, así como delimitando las zonas de aparcamiento, diseñando una calzada con anchura suficiente y adecuada para que puedan circular los vehículos de forma cómoda y segura. Además de reordenar la distribución de aceras, aparcamiento y calzada, con las obras se ha renovado por completo la pavimentación. La calle Mirasierra tiene una longitud aproximada de 285 metros, entre las vías Ronda de la Fuente y Torrelaguna, y un ancho que varía de 10,35 a 7,60 metros, en su punto más estrecho.

Se ha creado un itinerario peatonal adaptado de 1,20 metros de ancho, en el que no existe ningún obstáculo que reduzca o altere su tamaño. El diseño propuesto resuelve con tres alineaciones rectas el trazado de la calzada a lo Finmirasierra2largo de toda la calle, simplificando el actual y mejorando la visibilidad y la seguridad vial de los vehículos que circulan por la misma.

Se ha determinado un ancho de calzada de tres metros constante a lo largo de toda la calle, así como un ancho para las bandas de aparcamiento de dos metros. El ancho de las aceras mínimo es de 1,30 metros.

Se desmontaron los elementos urbanos existentes, reinstalándose posteriormente los que  se han estimado  oportunos en la ubicación adecuada, en base a las nuevas alineaciones proyectadas. Se ha ejecutado la demolición total de las aceras así como de la superficie de calzada que se ha reconvertido en acera, para permitir la ampliación y acondicionamiento de las mismas.

Las obras de alumbrado público han consistido en la ejecución de una red subterránea que sustituye a la anterior red aérea, cambiando los antiguos puntos de luz (apliques fachada y postes madera con luminaria), por báculos de ocho metros de altura, con lámparas de tecnología led, que permiten un considerable ahorro de energía y unos niveles de iluminación adaptables. Se ha elaborado un estudio lumínico de la vía para analizar las modificaciones necesarias.

Con el fin de paliar los trastornos que se pudieran ocasionar a los vecinos, los trabajos se realizaron en tres fases, para permitir el acceso de vehículos a las viviendas de la zona durante el mayor tiempo posible.